¿HAY VIDA TRAS LA EXONERACIÓN?

The Innocence Project ha publicado un vídeo en YouTube en el que dos ex convictos norteamericanos relatan su vida tras ser exonerados de los crímenes de los que se les acusaba. Herman Atkins, Sr. y Calvin Johnson, Jr. perdieron entre ambos 27 años en la cárcel debido a errores de la justicia.

¿QUÉ TIENEN EN COMÚN TODAS ESTAS PERSONAS?

A simple vista todos parecen personas normales, pero comparten una misma circunstancia: todos ellos fueron encarcelados (algunos de ellos de por vida) por un crimen que no cometieron y exonerados gracias a la ayuda de The Innocence Project, una organización norteamericana sin ánimo de lucro que lucha por sacar de la cárcel a aquellos que fueron condenados de manea injusta y que aboga, al mismo tiempo, por la reforma de un sistema judicial propicio, en ciertas circunstancias, para que estos errores sigan produciéndose.

Peter J. Neufeld y Barry C. Scheck, fundadores de The Innocence Project.

The Innocence Project fue fundado en el año 1992 por Barry C. Scheck y Peter J. Neufeld en la escuela de derecho Benjamin N. Cardozo de la Universidad de Yeshiva con el objetivo de asistir a presos que pudieran ser exonerados gracias a análisis de ADN. Hasta el día de hoy, 255 personas han sido exculpadas de los cargos que pesaban que pesaban sobre ellas; 17 de estas personas aguardaban en el corredor de la muerte una ejecución inminente. Según la página web de esta organización, los presos exonerados sirven una media de 13 años tras las rejas antes de ser puestos en libertad. Según los responsables de The Innocence Project, las condenas erróneas no son un hecho aislado, sino que son producto de un sistema judicial con catastróficos defectos.

La página web contiene una versión es español.

El lector podrá preguntarse si no es casualidad que siete de los ocho retratos más arriba expuestos sean de personas negras. Y, aunque las fotos han sido escogidas al azar, NO lo es. Según datos de esta organización independiente, de las 255 exoneraciones registradas en Estados Unidos desde 1989, 151 han correspondido a personas negras. Un porcentaje que, sin duda, da que pensar. En todos estos casos, gracias a la tecnología del ADN, en 155 casos se ha podido señalar y enjuiciar al verdadero culpable.

Si quieres colaborar, aquí van 10 cosas que se pueden hacer para ayudar.